Estas son las curiosidades de la alimentación más raras

pexels-photo-66636

¿Sabías que comemos un 35% más cuando estamos con otra persona? ¿Sabías que cuando comemos con dos personas de más aumenta el volumen en un 75%? Entre estas cuestiones, y otras curiosidades, intenta despejar Charles Spence en su nuevo libro “Gastrofísica: La nueva ciencia de la comida”. Estas son las curiosidades de la alimentación más extrañas.

Charles Spence es catedrático de Psicología experimental en la Universidad de Oxford. Además de ser director del Laboratorio de Investigación de Modalidad Cruzada. Spence, ha trabajado y ha colaborado con empresas relevantes del sector culinario como Nestlé o Unilever

Curiosidades de la Alimentación - Restaurante

En su libro, Spence explica cuáles son los órganos fundamentales para disfrutar y saborear de una comida sobresaliente. Una comida en la que el comensal recuerde los puntos fuertes de ese plato. Muchos creían que los principales órganos para saborear un plato singular y único eran la lengua y la nariz. La verdad es que no lo son. Según Spence, solamente existe un órgano capaz de cumplir con estas funcionalidades y es el cerebro. 

¿Por qué es el cerebro el órgano más importante? La explicación de Spence es muy básica: en el cerebro se combinan todas las sensaciones que se perciben con la comida y al comer. Texturas, aromas, sonidos, formas y recuerdos. El cerebro emplea, únicamente, un 25% del torrente sanguíneo y este se incrementa cuando percibe cosas deliciosas. ¿Qué delicias son éstas? Una comida de matrícula, por ejemplo. La sobreestimulación en el cerebro recibe un nombre; pornfood o gastroporno. 

Otras curiosidades de la alimentación

La excitación que provoca esta sobreestimulación puede ser bastante perjudicial ya que te puede dar ocasionar que incremente el apetito. Cuando la comida es menos sana, este aumento es notable y esto provoca una subida en el peso corporal.

Curiosidades de la Alimentación - Vino

Spence comenta, también, que lo que hace memorable a un plato diferente no son los ingredientes, sino el resto del ambiente y del entorno. Los nombres de los platos, la temperatura de la comida, el aroma del establecimiento o la música que escuchas cuando estás degustando de la comida, entre otras variables. A esto Spence, lo denomina Gastrofísica. 

Entre otras curiosidades, Spence explica que el sabor del vino es más dulce si se bebe bajo una luz roja. Pero, hay más en este dulzor como por ejemplo en el sonido agudo de las campanillas. También, según Spence, comer solo es idóneo para mantener la línea. La explicación del escritor es que al comer con otros comensales, las comidas se prolongan ayudando a incrementar la cantidad que ingerimos.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar